Balance a través de la asimetría. La elegancia milanesa es reinterpretada por Nike para crear un look interesante para la segunda equipación del Inter de Milán. Una manga azul y una negra como guiño a los colores de la clásica camiseta nerazzurri.

Los más observadores seguro recordaréis la polémica que generó Nike durante la pasada Euro 2016 cuando lanzó al mercado la camiseta de visitante de la anfitriona Francia, blanca con una manga roja y una azul, simbolizando la bandera gala. La camiseta fue recibida con halagos por su elegancia, pero el organismo regulador de la competición decidió que su diseño se prestaba a la confusión y obligó a que Nike ideara un rediseño con ambas mangas del mismo color.

Esta vez le toca al Inter desafiar a los regidores del fútbol con su nueva camiseta. Blanca y con las ya mencionada mangas en azul y negro, la equipación de visitante del equipo milanés irá acompañada de pantalones y medias también blancos. Elegir otro color habría sido, tal vez, demasiado.

En el apartado tecnológico, Nike asegura que, a través de su tecnología AeroSwift, las nuevas camisetas de sus equipos patrocinados son un 50% más elásticas y 20% más efectivas en repeler el sudor.

Nike continua con su apuesta por los materiales reciclados: cada camiseta se fabrica utilizando 16 botellas de plástico. A día de hoy, la firma estadounidense asegura haber reciclado tres mil millones de botellas plásticas con su iniciativa.

Fotos por: Nike.